"RELOJERO"

por: 
Maxi Legnani

"En 1934, Armando Discépolo dio a conocer la última de las obras teatrales que escribiría: Relojero, que subió a escena hace casi un mes en el Teatro Regio, perteneciente al Complejo Teatral de Buenos Aires.

Relojero cuenta la historia de una familia de trabajadores humildes en la década de los `30 que padecen la desesperación y la necesidad de sentirse a salvo de la angustia existencial y de la falta de recursos económicos. Allí se conjugan los oficios, el vínculo entre padres e hijos que toman caminos distintos o no, el tiempo y la necesidad de ser amados.

El espíritu visionario de Armando Discépolo (se vuelve a comprobar en este texto) entrega una aguda revelación de la argentinidad y de la condición humana que -en ese género del grotesco- genera la risa y el llanto.

Otra soberbia actuación de ese grande que es Osmar Núñez lleva adelante un elenco sin fisuras, donde cada uno de los intérpretes merece el aplauso: Horacio Roca, Laura Grandinetti, Martín Urbaneja, Federico Salles y Stella Galazzi brillan cada uno en su rol.

Analia Fedra García, responsable de la adaptación y la dirección de esta obra, no sólo acertó en la primera de sus tareas sino que logró el tono, el ritmo y la potencia necesarias para que el texto quiebre el paso del tiempo y sea lo que es: puro y actual. Son muy escasas las ocasiones en que un texto clásico se hace con este nivel de excelencia, que no sólo atrapa sino que conmueve y trae un pensamiento (nada menos) al espectador, que se encontrará en Relojero con una de las mejores expresiones del Teatro, bien a la altura de esa palabra que hay que escribir con mayúscula."

Colaboración periodística: Maxi Legnani
Twitter @maxilegnani