TEATRO COLON: LOS ANFITRIONES EXCLUIDOS DE LA GALA DEL "G20"

La visita de los mandatarios internacionales al Teatro Colón estuvo cronometrada y su logística aceitada. Ni largas esperas ni minutos que perder.

La llegada de las comitivas se dio en tiempo y forma y el Presidente Trump no intentó nuevamente una demora como ocurrió en el desayuno en Casa de Gobierno o en el Centro Costa Salguero donde, movimiento sísmico mediante, se buscó una excusa para su tardanza.

El show buscó ser dinámico y visual, con 40 minutos exactos de duración. Y así fue. Un slide visual acompañado musical y coreográficamente con un paisaje de ritmos locales en intervención sinfónica.

Quienes quedaron fuera de esta Gala fueron el cuerpo estable del ballet del Teatro Colón y también la orquesta de la sala que manifestaron su desencanto por no poder participar y mostrar el arte clásico. El Teatro Colón es el máximo coliseo donde se producen, ensayan y exhiben desde conciertos, ópera y ballet clásico.

En este caso, ya le habían informado las autoridades de la sala, el Teatro Colón fue tomado como locación con producción integramente independiente y externa a la administración de la misma.