SPREGELBURD: "EL PATRIMONIO DE LOS PORTEÑOS SE SIGUE RIFANDO AL AZAR DE LOS LADRILLOS"

El ámbito teatral de la Ciudad de Buenos Aires se empezó a manifestar y movilizar en contra de la venta del inmueble que hoy alberga el Centro de Vestuario del Complejo Teatral Bueno Aires (CTBA), un espacio construido hace apenas 4 años con tecnología de punta que resguarda 37 mil prendas y protege parte importante del acervo cultural porteño.

La aclaración oficial de que trasladarian las prendas a otro edificio similar despertó aún más malestar en el ambiente teatral, puesto que confirmaría las sospechas que habían circulado en los pasillos del CTBA, donde se afirma que la venta está “muy avanzada” y que ya habría ofertas en pie para adquirir el inmueble ubicado en el barrio de Chacarita, hoy de moda entre los desarrolladores inmobiliarios. Además, la mudanza implicaría no sólo una gran erogación (logística especializada y muy cara, la compra de un nuevo depósito, mobiliario, etc), sino que los trabajadores no tienen hoy ninguna garantía de que esto se haga realidad.

La destacada vestuarista y artista plástica Renata Schussheim no sale de su asombro. “Me conmocionó, es increíble que se decida una cosa así. Es un lugar que contiene patrimonio… costó muchísimo tener un espacio como ese, con todas las condiciones que tiene. El lugar es de primer nivel y que ahora lo vendan… no lo puedo creer”, dijo a Diario Z.

La vestuarista Magda Banach, miembro y cofundadora de ADEA, asegura que “mudar ese depósito o cerrarlo, es echar por la borda toda la inversión que se hizo (que no fue poca) para la remodelación de un espacio que tiene las condiciones ideales y únicas de iluminación y temperatura ambiente para tener tantas prendas inventariadas en buen estado”.

Rafael Spregelburd, actor, escritor y dramaturgo, dice estar “más que preocupado” porque ve en esta acción “la certeza de que no van a parar y se están rifando el patrimonio cultural de los porteños”. “No me sorprende que transformen en un negocio al patrimonio cultural: está muy de moda esa tónica, se desdicen sobre el cierre, pero al mismo tiempo sostienen la venta junto a otros 180 inmuebles, desmantelando el potencial del Estado”, cierra.

Además Spregelburd escribió una nota de opinión para Perfil donde termina augurando el futuro del distrito luego de la ejecución de la matriz vaciamiento público en pos del desarrollo inmobiliario privado: "...el patrimonio de los porteños se sigue rifando al azar de los ladrillos. Hemos perdido otra batalla. La Ciudad será pronto un monoblock con autopistas. Y macetas."