PACHANO-AFANO: BRONCAS DE AYER, ACUERDOS DE MAÑANA...

¿Dónde van los pájaros a morir? ¿Dónde van las personas cuando llueve? ¿Adónde van a parar las palabras enfáticas dichas en la tele?... Muchos enigmas con múltiples respuestas.

Luego de cientos de horas con acusaciones, injurias, actos discriminatorios y otros ingredientes que el show televisivo suma en función al rating, en la tarde de ayer llegaron a un acuerdo en el INADI Aníbal Pachano y Graciela Alfano.

La audiencia junto a Claudio Morgado tenía un tenor conciliatorio e informativo sobre la temática de discriminación y la realidad del HIV en el país, a fin de que dos personas con exposición pública no tiendan a estigmatizar la problematica desde la desinformación.

Luego de más de cuatro horas de reunión, las partes acompañadas por sus abogados (Cúneo Libarona y Rosenfeld), acordaron además de una declaración conjunta que dieron a la salida de la institución, concluir las demandas penales y civiles que habían iniciado.

Algunos detalles a tener en cuenta con este hecho: Alfano que negaba desde hace meses haber dicho las declaraciones que Pachano le atribuyó, se hizo cargo ayer de las mismas asistiendo a la audiencia y manifestando sus disculpas hacia los portadores de HIV.

Por otro lado podríamos preguntarnos: ¿Por qué Aníbal no continuó con las acciones legales que prometió seguir hasta las últimas consecuencias?.

Las opciones son diversas, entre ellas: acordó en la mediación un resarcimiento económico o las palabras con las que definió a Alfano en medio de su enojo sumadas a las fotos y episodios de cercanía entre ambos en reuniones (foto en la casa de Tinelli) podrían jugarle en contra en un proceso judicial.

Sólo palabras de cortesía e información de rigor dichas en tono monocorde se pudieron escuchar. Ambos expresaron su compromiso con la temática y su difusión.

La discriminación se escurre en medio del discurso costumbrista con el que suele hacerse humor en la televisión. ¿Cómo resolver esta problemática? Ejercitando nuestra conciencia alerta.

La discriminación es sinónimo de "ignorancia".

Lo distinto, lo poco convencional, lo llamativo, lo que no sigue la corriente de lo impuesto culturalmente es tomado por algunos como un signo de segregación, burla o estigmatización. El motivo inconciente de estas personas: sentirse contenido y avalado dentro de la mayoría y no pensar esos conceptos para repetirlos como un coro interminable de desconocimiento y mofa.

Para mayor información sobre el INADI y denuncias de discriminación: 0800-999-2345