MARIANO GARCIA: LA DIFICIL COBERTURA DEL GOLPE EN BOLIVIA

"¡Cuidado! Uy, uy, uy", se la escuchó decir a Cristina Pérez. "Refugiense", agregó Rodolfo Barili mientras Mariano García esquivaba gases lacrimógenes y la balacera que se tendía sobre La Paz en Bolivia.

"Perdimos la señal de nuestros compañeros. Apenas la recuperemos vamos a contarles cómo están", dijo Cristina Pérez notablemente preocupada por la situación del cronista Mariano García y su equipo..

Minutos después reapareció el colega quien explicó: "Literalmente, se cortó el cable que une la cámara con la mochila de producción como consecuencia de que uno de los proyectiles terminó impactándonos en las piernas",
dijo García entre manifestantes opositores a la autoproclamada Presidenta Añez.

Además el cronista de Telefe Noticias agregó: "Recién vivimos lo que ocurre en las calles, mucho nerviosismo muchas mujeres llorando... Y les digo la verdad, doy gracias que por lo menos podemos tomar el poquito aire que queda en La Paz sin tener que estar a las arcadas o abrazándonos a un poste de las luminarias, como estábamos recién, para evitar desmayarnos".

"Es la primera vez en 20 años que me dedico al periodismo que tengo una sensación de desmayo. Lo mismo que mis compañeros (Lucio y Gerónimo), que la pasaron peor porque recibieron el impacto de los proyectiles y las granadas en las piernas", concluyó Mariano García llevando tranquilidad a sus familias.

Mariano García dio muestra de su excelente profesionalismo, manteniendo su postura y relatando todo lo que ocurría a su alrededor en el centro de La Paz y luego con el personaje opositor Luis Camacho no dudó en hacer todas las preguntas del momento de crisis y golpe que vive Bolivia ante las imprecisas respuestas del motivador de las revueltas en distintos sectores del país.