MACRI 2019: ¿LO TIENEN "ESCONDIDO"?

Antes de su último viaje a Cuba, funcionarios nacionales salieron a batallar con el slogan: "A Cristina la tienen ESCONDIDA", en relación a la centralidad que le otorgaban a Alberto Fernández en la difusión de la fórmula y la agenda de entrevistas.

Claro está, que debido al peso político de la figura de Cristina y la aparición sorpresiva de Alberto como candidato presidencial maniobraron la comunicación para que el candidato ganara toda la atención sin ser eclipsado por la tenedora del mayor porcentaje de voto opositor al gobierno de Macri.

Cristina volvió con un acto en Mar del Plata ante 600 personas dentro de la sala y más de 7000 en el playón exterior que seguían cada uno de sus mensajes, ya en claro tono de coyuntura política y en clima electoral. A 15 cuadras de allí, Lilita Carrió en el Torreón del Monje congregó sólo a 75 invitados.... Volviendo a Cristina, este viernes viaja a San Juan y Mendoza para presentar su libro "Sinceramente" y en la 1ra semana de agosto se presentará en la 1ra y 3ra sección electoral de la Provincia de Buenos Aires junto a los candidatos bonaerenses Axel Kicillof y Verónica Magario.

La candidata no está tan "escondida" como viralizan los funcionarios macristas, que buscan que Cristina salga al ruedo y con los tapones de punta para hacer énfasis en su irascibilidad y así poder diferenciarse en modales de la fórmula del frente "Todos". Un esquema maniqueísta e infantil pero que ya les ha dado algunos buenos resultados.

Cristina se muestra públicamente y por el momento no da entrevistas poniendo a Alberto como el centro de su fórmula, abriendo camino hacia el electorado desilusionado que votó a Cambiemos creyendo en las 20 promesas de las cuales se cumplieron parcialmente 2 (Fuente: Chequeado). ¿Podrá Alberto persuadir a parte de los votantes desencantados de Macri y a los indecisos que no cuentan con tantas opciones en un paisaje tan polarizado?

¿Qué pasa con Mauricio Macri? Escudado en actos públicos cada vez más controlados y lejos de la improvisación, el Presidente y candidato oficialista a renovar su mandato escucha y obedece las directivas de sus asesores de campaña. Hasta después de las PASO no dará ninguna entrevista más allá de la que le brindó a Longobardi en CNN. 'Subirse a la imágen de Vidal' es otro de los mantras a seguir además de mantener el dólar quieto generando una burbuja de supuesta calma en los precios y enmascarar lo más posible las noticias negativas de la crisis que vive el país en su gobierno.

"¿Escondido?" responden en las filas del Frente "Todos" como devolución de gentilezas al mandatario.
Macri jugará nuevamente su apuesta a la campaña corta (60 días), inyectará algo de dinero al consumo que espera se note rápidamente en el electorado que lo votó y ya no desea hacerlo. Con generación de deuda casi cotidiana, préstamos extras y adelantos de desembolsos del FMI que deberán comenzar a pagarse en 2020 o armar un nuevo "waiver" tirando la pelota para más adelante, Macri se resguarda buscando el mejor dia para aparecer públicamente y dar un mensaje de esperanza. Difícil tarea en un momento donde el consumo de lácteos y carne llegó a su mínimo histórico, la caída de salario se profundiza, el sobreendeudamiento de los asalariados alarma y las tasas de interés no aflojan.