"LA VIUDA DE RAFAEL" - CRITICA

Con excelente realización anoche se estrenó en la TV Pública "La viuda de Rafael", que se emitirá los martes, miércoles y jueves a las 22 y 30 hs.

Un hombre (Rafael) que lleva una vida feliz junto a una transexual es extorsionado y presionado por su hermano y madre por su condición de vida y elección de pareja.

En medio de una discusión con su hermano (que nuevamente le solicita dinero para deudas de juego) sufre un accidente y muere.

El destrato hacia la persona que compartió 15 años su vida con Rafael, los prejuicios sociales, las manipulaciones familiares y la cotidianeidad trans fueron abordados con exquisito cuidado sin estridencias ni arquetipos mentirosos.

Se distinguen las actuaciones de Nina (Camila Sosa Villada) y sus amigas Maiamar Abrodos y Gustavo Moro. Juegan entre las más dramáticas escenas y el sentido del humor ácido con el que aprendieron a superar los obstáculos de la asunción de sus identidades nuevas.

Rita Cortese encarna a una madre dura y excluyente con la doble moral basada en el machismo cultural de nuestra sociedad. Su interpretación es apabullante.

Fabián Gianola se pone en la piel de un rol bien distinto a aquellos que marcaron su vida profesional.
Un hombre de negocios, introvertido, cuñado de Rafael que se verá deslumbrado por una de las amigas de Nina.

Si bien tuvo algunas mínimas reiteraciones narrativas en la puesta de imágenes (contracuadros injustificados y desplazamientos) en su primer capítulo, "La viuda de Rafael" es una propuesta bien distinta y de alta calidad para las ficciones del prime time de la televisión de aire.

Una mirada humana sobre emociones y situaciones humanas. La única forma de vencer el prejuicio es la información que derrote la ignorancia, y la tele puede demostrar que entretenimiento y formación pueden ir de la mano sin solemnidades.

Luis Bremer