LA MOLE GANADOR DEL "BAILANDO"

Con una ínfima diferencia (50,24%) y picos de rating de 43 puntos, el boxeador venció a la modelo en una noche apasionante del "Bailando 2010".

Paso 17 votos telefónicos, dolencias físicas, críticas varias de técnica de baila, cruces mediáticos y acusaciones varias, sin embargo pudo con todo y anoche fue el gran ganador del año.

Atrás quedaron las compadreadas con Ricardo, las discuciones con el jurado (Pachano y Moria especialmente), su lenguaje por momentos ininteligible y sus muletillas clásicas (culeau, ni bosta, etc).

Durante la final, las parejas fueron evaluadas por el jurado en cuatro ritmos (pop latino, merengue, reggaetón y axé) y la votación dio un empate (2-2), por lo que la preferencia del público en los llamados telefónicos y mensajes de texto, resultó determinante para consagrar al ganador.

LA PREVIA

Tinelli saludó a Adrián Suar y otras autoridades de El Trece, presentes para esta gran final. También habilitó los teléfonos para el voto del público y presentó a los jurados.

Tinelli le preguntó a Cháves y a su novio ´Peter’ (Alfonso) como habían pasado la noche y el último día. “No pudimos romper con la rutina de estas instancias finales. No podíamos romper con la cábala”, dijo ella. “No dormimos juntos, era cábala”, aceptó él. “Por suerte hoy se acaban”, agregó después el productor.

“La Mole” llegó junto a su actual bailarina Julia Cejas y Mariana Conci (su compañera lesionada), y agradeció el sostén de su mujer, “La negra”, presente en la tribuna. “Nunca pensé que esto me iba a pasar en la vida”, dijo.

Con 1.368.416 llamados y mensajes de texto, el público eligió a Fabio La Mole Moli y Julia Cejas con el 50.24 % de los votos y los convirtió en los campeones de Bailando 2010.

Paula Cháves y Franco Tabernero con el 49.76 % restante, fueron los subcampeones del certamen.

Marcelo Tinelli anunció que la Fundación Ideas del Sur se haría cargo del sueño de Paula Cháves.

Sueño de la Mole: Ayudar al merendero de Teresa Lazo, del Barrio campo de Mayo en Córdoba. Este merendero funciona en la propia y humilde casa de Teresa Lazo. Comenzó en 2004 con 10 niños y hoy meriendan allí más de 100 niños carenciados que además realizan tareas escolares, juegan o simplemente reciben la contención y el cariño de Teresa. El sueño es colaborar para mejorar la cocina del merendero y construir baños.