LA CAJA DE PANDORA DE LA "TV PUBLICA" - DATOS EXCLUSIVOS

Horacio Levín, director ejecutivo de la TV Pública, dijo a finales de 2016 que el canal del estado tenía el personal necesario para llevar adelante una programación de competencia. Sin embargo... "Pasaron cosas".

La noticia del pago de más de 10 millones por nueve capítulos de un programa de entrevistas de bajo presupuesto conducido por el escritor macrista Federico Andahazi destapó el ánfora de secretos de un canal con déficit millonario (casi 4.000 millones).

"La TV Pública" hace meses no acuerda ni efectiviza paritarias con su personal, vivió en conflictos permanentes con los 4 gremios, segregó conductores de noticiero en 2016 empujándolos a la calle, otorgó retiros "voluntarios", despidió y tuvo que reincorporar a una delegada gremial luego de 2 instancias judiciales, corrió de cargos a personal concursado reemplazándolo por contratados que en pocos meses pasaron a duplicar sus ingresos, apretó a trabajadoras que se manifestaron en la puerta del canal con capturas de las cámaras de seguridad del edificio de Figueroa Alcorta...

Con este panorama desolador, el único triunfo que tiene para mostrar la gestión Lombardi es "El Marginal" que es suceso de audiencia producido por Underground y "Cocineros Argentinos" que sigue manteniendo su audiencia pese al cambio de gestión y de gobierno.

Ahora bien, "ese canal" que iba a armar programación con personal propio y sin despedir a nadie según palabras de Levín y el propio Lombardi, se convirtió en un acopiador de productoras externas seleccionadas discrecionalmente y el vaciamiento de la estructura profesional de la emisora que salvo en la realización técnica de algunos proyectos, está "pintada". Entre los programas que se emiten al aire, se sospecha que en algunos existe un supuesto vínculo con el directorio de la señal oficial, lo que sería una incompatibilidad clarísima con la función pública, tanto sea en forma personal o por medio de 3ras personas.

Mientras la "TV Pública" dejó de lado su perspectiva federal y se encolumnó detrás de programas de entrevistas o formatos sin muchos recursos pero altos costos, la merma de rating continúa. En medio de los conflictos gremiales de 2017 y 2018, dejaron de emitir noticieros los fines de semana, luego la emisión de medianoche y programas que se hacían desde estudios pasaron a tercerizarse técnicamente y grabados desde el CCK, lugar donde Lombardi mudó su oficina táctica para no transitar los pasillos del canal a su cargo donde la paritaria 0% en medio de un proceso inflacionario que trepaba sobre el 40% era insultante e indigno para todo los trabajadores.

Andahazi salió a "aclarar" que NO sabía como se llamaba la productora para la que trabajaba y que iba a alzarse con más de 10 millones (IVA incluído), además puntualizó que el ganaría 70 mil por capítulo lo que significaba un promedio de 280.000 pesos por mes por un programa semanal. A estos valores, Lombardi los calificó como "estándares" y de "mercado". Claro está que es un dato subjetivo de valoración artística de cada personaje. Lo curioso es que en 2016 utilizaron medios paraoficiales para escrachar los ingresos de "La Sole" (Soledad Pastorutti) como conductora de "Ecos de la Tierra" y en las entrevistas Lombardi puntualizaba valores promedio de sueldos de productores y técnicos alejados de la realidad del canal.

Sobre la meteoróloga Nadia Zyncenko, Lombardi denunció en su momento justificando su despido por el astronómico sueldo: "Eran 180.000 pesos" y agregó el funcionario: "Yo tengo que cuidar la guita de todos, de tus impuestos, tengo que ser austero". La realidad es que la legendaria meteoróloga ni llegaba a ganar ni la mitad de ese dinero mensualmente y le negaron la posibilidad de entrar un día dejándola literalmente en la calle luego de décadas de destacado trabajo.

El cambio de gobierno determinará seguramente procesos de auditoría contable y de gestión de cada área del estado y la "TV Pública" promete ser una verdadera "caja de sorpresas".