KOBE BRYANT: EL PASADO OSCURO DE LA ESTRELLA - OBITUARIO

Más allá de la consternación por la dramática muerte de la estrella del basquetball Kobe Bryant y su hija de 13 años a bordo de un helicóptero, un fantasma en la vida del deportista volvió a ser reflotado en su obituario.

Ocurrió en 2003 en el estado de Colorado. Bryant acudió al Lodge & Spa, donde conoció a una joven empleada de 19 años. Recién operado de la rodilla, el jugador buscaba reposo para recuperar su forma física.

Según consta en la declaración de ambos, el deportista pidió a la joven que le enseñara las instalaciones del hotel, la invitó a su habitación y se besaron. Todo consensuado. Las versiones difieren en lo que pasó después. Según la joven, Bryant la agarró del cuello y abusó sexualmente de ella. «Le pedí que me dejara en paz y sé que me escuchaba porque cada vez que le decía que parase, me apretaba más fuerte», declaró la víctima ante la policía.

El jugador, en cambio, aseguró que no habían mantenido relaciones sexuales, hasta que los policías le dijeron que se habían extraído restos de ADN suyos del interior de la joven, quien además presentaba heridas compatibles con un abuso sexual. Fue entonces que cambió su declaración y dijo que tuvieron relaciones sexuales y «ella dijo no». Hasta tres veces repitió que la joven no quería acostarse con él. Y que él lo sabía.

El escándalo fue tal que empresas como: McDonald's, Nutella y Nike cancelaron sus contratos publicitarios con Kobe Bryant. Su mujer, Vanessa, lo "disculpó" luego de un regalo nada despreciable: un diamante de cuatro millones de dólares.

Aunque Bryant estaba imputado por violación, una semana antes de sentarse en el banquillo de los acusados, la víctima confirmó que no iba a testificar y solicitó una disculpa de Bryant ante la corte para retirar los cargos penales. Además, llegó a un acuerdo con los abogados del jugador para no utilizar su disculpa en el juicio civil. Un acuerdo millonario extraoficial daba punto final al escándalo de Bryant.