HABLO DE "GUERRA" Y "ALIENIGENAS" Y ANOCHE PIDIO "PERDON" - CHILE

Hoy se cumple una semana de las implosión social de Chile con manifestantes estudiantiles que se convocaron para saltar los molinetes de los subtes por el 3er aumento consecutivo en un país sin inflación ni aumentos salariales. Luego, el viernes pasado, las familias salieron a acompañar a los más chicos con el ingrediente que el Presidente Piñera sacara los militares a la calle y estableció el "estado de excepción".

Luego de haber invocado el término "Guerra" el mandatario, circuló un audio de su mujer donde confesaba a una amiga que se trataba de una invasión "alienígena" y adelantó que tenían que acostumbrarse a perder "privilegios".

Ante la desigualdad endémica de Chile que lleva más de 30 años donde un mínimo porcentaje disfruta del éxito macroeconómico que es ejemplo para los países que adhieren a las políticas exclusivas de mercado, las fotos que se vieron durante los últimos días mostraron la cara más dura de estos programas de gobierno dictados desde los entes multilaterales de crédito. La postergación de millones, la represión ante la protesta, la pobreza de los que trabajan y no llegan a cubrir lo mínimo y el sobreendeudamiento de millones de hogares para pagar lo necesario.

Anoche, luego de una crisis social que iba calentando temperatura en las calles de Santiago, Valparaíso y otras ciudades del país, el Presidente Piñera dio una conferencia sin preguntas donde anunció el aumento de pensiones mínimas de 20%, reducción en el precio de los medicamentos, acceso mínimo a la salud en un país donde el que no puede pagar está condenado a la muerte, achicamiento de número de legisladores y reducción de sueldos (hoy cobran 40 mil dólares por mes).

La espera y el efecto de las medidas determinará el clima social de Chile de los próximos días y la continuidad o no del gobierno liberal del ex dueño de la aerolínea LAN (hoy LATAM).