"GRANOS DE UVA EN EL PALADAR" - CRITICA

Una obra conmovedora, un espacio que se recrea a cada instante, intérpretes prodigiosas que ponen su cuerpo, voz y alma al servicio de contar una historia que es presente eterno para quienes la padecieron, es también historia de España y testimonio para todos los espectadores, que recibirán una marea intensa de emociones, consternación y piedad.

“Granos de uva en el paladar” enlaza tres historias desarrolladas a partir de los cuentos de Susana Hornos: "Chusa", "Adelina" y "La uva en el paladar".

Actúan magistralmente Lorena Carrizo, Susana Hornos, Maday Méndez, Ana Noguera, y Zaida Rico.

Las mujeres... las "acalladas" del sistema que vivieron el espanto aguardando el espacio de su grito. Aquellas que engendraron la revolución de la vida y fueron objeto del aplastamiento de la cultura de su tiempo. También están las que replicaron la tradición hegemónica del machismo por no tener "herramientas" para "elegir" y se conformaron con "optar"., las que en la cocina encontraron una alquimia liberadora y puente filosófico de libertad en su tiempo y en el que vendría.

España palpita en un escenario que cobrará formas distintas. Un rojo sangre de vida y de muerte cubre la escena donde los cuerpos encontrarán su propio lenguaje, donde tan sólo unas telas de vestuario cobrarán múltiples formas acompañando la expresión de las intérpretes. Una dirección minusiosa (que llevó un año de trabajo) arma la melodía de movimientos en los que se ensamblará el texto.

Las fosas comunes que se multiplicaron en una tierra dividida ciegamente entre el franquismo y los republicanos. "Familias divididas por dos, almas divididas en dos..." y los muertos también tuvieron dos espacios. Anónimamente y a pasos de los cementerios se hallaron durante años las fosas comunes del dictador Francisco Franco y sus falangistas hasta que la "memoria colectiva" cayó entre los recortes del actual gobierno español dando fin a la búsqueda imponiendo el capricho de lo urgente y la metodología derechista del recorte de lo importante. Esos cuerpos "no fueron olvidados", esas almas fueron al encuentro de aquellos que los buscaban. Ese encuentro define con un paisaje de emociones, la obra "Granos de uva en el paladar" que se presenta por 3ra. temporada hasta el próximo viernes en el Teatro El Extranjero.

Pocas veces salí tan emocionado, conmovido, alegrado y pleno de una sala teatral. En ese relato estaba Galicia, la tierra de mi vieja. Olí sus perfumes, paladee sus sabores, camine sus piedras, entendí su identidad. La nostalgia o "morriña" heredada tiene su raíz: el exilio. Sea por hambre o por guerra, la extranjería deja huellas cuyas marcas heredé en el alma. Su mensaje es para siempre, para no olvidar, para no dejar que se repita, para acompañar y poder ser celulas del gran organismo humano que formamos como sociedad.

No puedo dejar de recomendarla. Sería como guardarme egoístamente tanto placer, y eso sería perderlo inmediatamente porque todos los placeres son compartidos: si no, no son.

Luis Bremer

"Granos de uva en el paladar"
Teatro El Extranjero
Valentín Gómez 3378
Abasto
Función despedida: Próximo viernes 21 hs.