EL DUELO DE MIRTHA Y LA DECISION DE "JOSECITO"

Si bien se encontraba dentro de una situación "crítica" luego de una intervención de cadera que se complicó con un virus intrahospitalario de "neumonía", el fallecimiento de "Josecito" o "Joselo" como se lo conoce en Villa Cañas golpeó duramente a la conductora que suspendió sus mesas televisivas durante el fin de semana.

La despedida de José Martinez Suarez se realizó en un emotivo velatorio en la escuela oficial de cine ENERC de la calle Moreno el pasado sábado. En la sala contigua a la capilla ardiente, una recepción con pantallas que proyectaban los films del director daban marco al último adiós al director del Festival Nacional de Cine de Mar del Plata.

Un detalle que no pasó desapercibido. En el velatorio de José llegó una protocolar corona de Presidencia de la Nación que una de las hijas del director de cine decidió correr de la capilla ardiente hacia un pasillo del edificio con una resonante frase: "Nada de política acá". Sólo las coronas de "Chiquita" y sus hijas coronaban el íntimo lugar.

La despedida se extendió hasta las 3 de la madrugada y Mirtha junto Goldie fueron acompañadas por Teté Coustarot, Héctor Vidal Rivas, Carlos Rottemberg y otras figuras además de autoridades del INCAA y la DAC (Asociación de Directores de Cine).

El domingo pasadas las 8 de la mañana se volvió a abrir la sala para dar traslado a las 10 de la mañana de los restos de José hacia Chacarita para que quedara en depósito hasta las próximas horas donde se cumplirá su último deseo: ser cremado.

Mirtha, que se quedó en el velatorio hasta la madrugada decidió descansar el domingo y reunirse con sus amigos más cercanos en su casa por la tarde en un improvisado te para recordar a su hermano. Allí, Gino Bogani se sentó a su lado y Legrand no dudó en recordar "en esa silla se sentaba José". Cabe recordar que la relación entre los 3 hermanos era muy cercana y compartían habitualmente sus charlas telefónicas o en persona.