DIEGO ALENTO Y TRANSGREDIO UNA DISPOSICION - RUSIA

Fiel a su estilo, Diego Maradona llegó al estadio donde se enfrentaron los seleccionados de fútbol de Argentina e Islandia llamando la atención de la prensa y la platea.

Encendido de pasión alentó a los jugadores, gritó ante cada pase fallido o el penal de Messi que no pudo ser. Y con los nervios de punta se encendió un habano cubano y al salir tuvo que pedir disculpas porque la normativa del espectáculo impedía prender fuego en los espacios comunes.

Tanto es así, que hasta en las pantallas gigantes se anunciaba, pero a Maradona los nervios no lo dejaron ver...