DENUNCIA DE "ACOSO SEXUAL" EN EL CENTRO CULTURAL SAN MARTIN - ACTRICES ARGENTINAS

El 29 de marzo de este año, Anahí de la Fuente denunció por acoso sexual al director de Centro Cultural San Martín, Diego Pimentel.

Ella había llegado a trabajar en la institución en junio de 2017, en el área de Comunicación como community manager, pero al poco tiempo, sus jornadas se volvieron intolerables. "Acoso sexual permanente" era lo que Anahí -además maquilladora profesional y perfomer- sufría a diario de parte de su jefe.

De la Fuente percibió la primera señal de una conducta inapropiada en el cocktail de un festival que había sido organizado por Pimentel. "Se sentó al lado mío, conversamos y empezó a subir el tono. Al irnos, ofreció llevarnos a todas, dio una vuelta bárbara para dejarme a mí a lo último y me hizo pasar adelante. De ahí en más empezó el acoso, físico y emocional. Pidió mi número y me llamaba hasta los fines de semana", contó la artista a Infobae cultura en julio.

La situación escaló rápidamente y para Anahí, cada interacción con Pimentel significaba soportar un "juego de violencia sexual" con el que ella no estaba de acuerdo en absoluto.

"Me agarraba de las manos, me tiraba para atrás los brazos, como en un gesto de reducirme. Faltaba que me ponga las esposas. Nunca lo interpreté como un juego. ¡Era mi jefe! Lo que hacía era incitar a un juego de violencia sexual, totalmente fuera de lugar. Yo me quedaba paralizada y me intentaba soltar. Me agarraba, me pellizcaba de la cintura, me abrazaba y me apoyaba. Noté que era cada vez más intenso, entonces me puse en alerta, y me dije: esto va a ser peor" agregó la denunciante que ayer presentó el caso en acompañamiento del colectivo "Actrices Argentinas".

La conferencia de prensa se dio en el Hotel Bauen y la denuncia radicada en la Fiscalía Número 16.

Lo preocupante es que cuando Anahí presentó la denuncia interna en esta repartición pública (Centro Cultural San Martín) la respuesta fue su DESPIDO. Sin embargo, el denunciado transitó sus días en calma hasta el 29 de agosto, día en el que renunció ante el avance de la causa.