CRISIS TEATRAL: PEOR CAIDA EN 5 AÑOS Y RIESGO DE CIERRE DE SALAS

"Los primeros seis meses del año marcaron para el teatro argentino un récord: fue el semestre en el que se vendieron menos entradas de los últimos cinco años. Si bien comparado con 2018, la baja fue del 9%, los empresarios del sector alertan que hubo una fuerte caída en los últimos años, por eso la comparación prefieren hacerla con el 2014." comienza relatando la nota de Graciela Moreno para el diario BAE.

"Graciana Maro, gerente general de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (AADET), dijo a BAE Negocios: "Si analizamos los números, la venta de entradas cayó un 21% comparado con lo que vendíamos cinco años atrás. Hay una percepción de que la entrada es cara, pero hace tres años que no sigue el ajuste del índice inflacionario ".

En las salas comerciales, el promedio de una entrada en la avenida Corrientes ronda los $700. A diferencia de las salas de teatro independientes, cuya entrada promedia los $250. Si bien aclaran, que las salas de teatro alternativas ofrecen cada vez más promociones. Pero con un precio menor, tampoco logran mejorar su situación.

Unas 30 salas de teatro independiente esperan que la situación cambie en breve, sino cerrarán

Liliana Weimer, presidenta de la Asociación Argentina del Teatro Independiente, señaló: "Además de la baja de público, tenemos una baja en las producciones. Hay un 40% menos de producciones nuevas. No hay espaldas para producir, si no sabes que vas a recuperar la inversión. La situación es muy compleja, ya cerraron por lo menos 10 salas y unas 30 están esperando a ver si algo cambia, sino no les queda otra que cerrar".

Pese a todo, en el circuito más comercial, algunos empresarios como Carlos Rottemberg apostaron a la apertura de salas y se ultiman los detalles para la inauguración en 2020 de las salas de Politeama, a pasos de la calle Corrientes, que gerenciará Juan José Campanella.

Si bien las vacaciones de invierno prometen un respiro, el circuito independiente no apostó mucho al público infantil. De las 100 salas sólo 10 tendrán obras para los más pequeños. En el caso de las salas del circuito de AADET, Maro explicó: "En el último relevamiento, notamos menos obras infantiles para vacaciones de invierno. El año pasado hubo 34 en toda la Ciudad y este año, 27. Para el segmento de adultos, se diversificó mucho la oferta. Hay una mayor cantidad de funciones frente a una menor cantidad de asistentes comparado al 2014".

La asociación de empresarios teatrales aclaró que si bien se conocieron datos que hablaban de una baja del 65% en la primera semana de vacaciones de invierno, se están comparando las semanas 29, pero los datos de este año, recién estarán disponibles la semana próxima. Admiten, no obstante, que seguramente habrá una caída en la venta de entradas.

La baja de entradas afecta a todos por igual, pero el circuito independiente tiene menos herramientas para afrontar las subas. "Con una entrada promedio de $250, se complica la situación. Para subsistir y mantener las salas nos queda apenas el 30% de ese monto", dijo Weimer."