CIRIO SE CONFIESA: "ME RODEABA GENTE FATAL, MALA, OSCURA"

"Fui perdiendo el foco, me perdí yo y perdí el contacto con mi mamá… No hablé con ella durante un año. Era muy chica, demasiado para ver cosas tan terribles. Me rodeaba gente fatal, mala, oscura. Un adolescente es vulnerable y curioso. Tuve contacto con todo, pero jamás al límite”, contó la modelo y conductora Jésica Cirio en la revista Gente.

“Me la creí, me llevé el mundo por delante. Soberbia y sobreexpuesta a cualquier precio… Todo se me escapó de la manos” confesó en una nota intima Cirio.

La esposa del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde y madre de Chloé reconoció que en ese entonces tocó fondo, incluso comenzó a sufrir alopecia areata (repentina pérdida del cabello): “Sentí que tanta popularidad de golpe me había quemado”. Pero el peor momento fue cuando su padre reapareció mediáticamente en su vida para reclamar una casa familiar: “Eso terminó de detonar mi angustia. Varias marcas importantes decidieron romper los contratos. Me recluí. Mi ego se desplomó. Engordé y hasta sufrí antropofobia (miedo a las personas). Si lograba salir a la calle, no quería que la gente me mirase”.

Y destacó la importancia de su pareja en este proceso: “Superé un pasado tormentoso y aprendí a amar real y sanamente”. dijo destacando su relación con el padre de su hija.