CAMPAÑA DEL GOBIERNO: MAREAR PARA DISUADIR EN MEDIO DE LA CRISIS - REDES

La lógica aparentemente es romper la cadena de significantes que permiten un razonamiento lúcido y argumentado sobre el presente social y económico que vive la Argentina. Ante la imposibilidad de mostrar resultados positivos de gestión, el gobierno apoya su campaña de spots en contadas obras con preguntas que refutan esa misma imágen.

Ya había sorprendido desagradablemente un video producido pseudo-espontáneamente con 2 jubilados echándose la culpa del fracaso del momento actual del país e invitando a "aguantar". Curiosamente utilizaron 2 jubilados en momentos en que son los que más perdieron y menos tenidos en cuenta por las políticas públicas de Macri. Reformaron el porcentaje de actualización de haberes y no le dieron ningún bono en medio de la crisis de fin de año pasado.

Asi se empezaron a ver viralizados en redes sociales, previo pago del espacio por parte de arcas oficiales, un spot con tramos de rutas en construcción y el elevado trayecto ferroviario en Capital Federal con el canto reiterado en distintos recitales y espacios públicos insultando al Presidente de la Nación.

Dentro de la llamada "campaña agresiva" apareció también otro video con personas muy humildes agradeciendo calles y cloacas luego de placas gráficas con las preguntas que cuestionan la realización única de esos emprendimientos ante la ausencia de una sustentabilidad cotidiana de las familias ante tarifazos y aumentos de alimentos. "¿A quien carajo le importa una cañería?" entre otras...

Anoche en "Intratables" el titular del Sistema de Medios, Hernán Lombardi dijo que no conocía estas publicidades ni le gustaban y aludió a que en la campaña cada vez más "espontáneamente" mediante los celulares la gente se iba a manifestar y según su opinión iba a votar por la positiva apoyando "valores" de la gestión macrista. Curiosamente desde 2017 el estilo de estos spots es el mismo, no son realizados ni viralizados por militantes "espontáneos" y 5 productoras publicitaria son las adjudicadas para la realización de estas imágenes por cifras millonarias en pesos.

¿El objetivo? Refutar las críticas de la oposición y la ciudadanía en general en medio de una profundización grave de los problemas económicos y financieros del país, aumentar la grieta con fines electorales negando el panorama social actual y también en su finalidad última, impedir la cadena de significantes de la lectura de la actualidad y sembrar frases que pueden reiterarse avaladas por rostros de personas humildes con las que el público en general puede empatizar. Su efectividad es imprecisa, sin embargo su objetivo fue bastante pensado y no se genera "espontáneamente".