"EL RITMO (PRUEBA 5)"

por: 
Maxi Legnani

"En el Teatro Sarmiento (perteneciente al Complejo Teatral de Buenos Aires) sucede algo insólito: cuatro veces por semana, la sala se llena de público que aplaude en gran medida de pie. Esto es insólito porque la prensa casi no lo señala y porque, al mismo tiempo, todo fenómeno, todo éxito, siempre es en cierta medida insólito.

Sin embargo, El ritmo (prueba 5), la última creación de Matías Feldman y la Compañía Buenos Aires Escénica, es deslumbrante. Y deslumbra por la inteligencia, por su fino retrato del sistema de producción capitalista, de la convivencia laboral, de los conflictos humanos en ese marco, de los temores, de la falta de recursos para concretar las tareas que a cada uno le corresponden y, fundamentalmente, por preguntarse cómo hacer para seguir, para sostener el ritmo laboral y no morir en el intento.

Dicho así, algún lector de esta nota podría pensar que tiene el bostezo asegurado, pero la brillantez de Feldman y de todo el elenco (que es notable) es que este espectáculo transita el humor y el absurdo con una soltura sorprendente. Los actores caminan en reiteradas ocasiones por cuerdas sólo aptas para equilibristas (como cuando tienen que repetir a velocidad de rayo sus parlamentos o loopear sus propios movimientos) y las cruzan con maestría.

A pesar de extenderse un poco más de la cuenta (llega un momento en que el texto es ligeramente reiterativo) El ritmo (prueba 5) es una verdadera proeza, un salto al vacío de puro teatro, lleno de vida y de agudeza."

Colaboración periodística: Maxi Legnani
Twitter @maxilegnani